sábado, 25 de noviembre de 2017

El gabinete de las hermanas Brontë | Deborah Lutz

Título: El gabinete de las hermanas Brontë
Subítulo: Nueve objetos que marcaron sus vidas
Autora: Deborah Lutz
Género: Biografía
Editorial: Siruela
ISBN: 978-84-17151-37-9
Nº de páginas: 324 págs.
Precio: 26 €

Los objetos personales pueden esconder profundos secretos de quienes los poseyeron. Sus libros, cartas, mascotas, camas, escritorios, bastones para salir a pasear a los páramos nos descubren a unas hermanas que soñaron con ser escritoras en un mundo donde se esperaba de ellas que fueran silenciosas. 

El gabinete de las hermanas Brontë. Nueve objetos que marcaron sus vidas es una preciosa y original manera de descubrir la vida de Charlotte, Emily y Anne Brontë, tres mujeres que nacieron y se criaron en la Inglaterra decimonónica. Desde su hogar en Thornton, en el condado de York, las hermanas Brontë tuvieron una vida sencilla. De sus biografías se conocen muy pocos datos pero, en esta ocasión, la autora del libro ha decidido partir de sus reliquias materiales para captar la esencia de sus vidas y sus sentimientos, porque, según Deborah Lutz: 

Incluso los objetos más cotidianos tienen la capacidad de transportarnos a otras épocas y lugares. Por este motivo, los objetos antiguos adquieren una capa extraña de significado.

Con esta premisa, Lutz inicia un magnífico viaje hacia la intimidad de las hermanas Brontë, hacia los lugares más secretos de su hogar, donde se esconden objetos como los pequeños libros que fabricaban con su hermano Branwell. Apasionadas desde pequeñas por inventar universos imaginarios en un tiempo en el que el papel era un bien escaso, se las ingeniaban para encontrar cualquier cosa sobre la que poder escribir: 

En sus obras encontramos innumerables recortes, cucuruchos o resmas de papel, incluso libros enteros que se reutilizaban de múltiples maneras. [...] Entre los Brontë y estos libros manidos, hechos con sus propias manos y encuadernados con materiales procedentes de la cocina o el salón, surgía una intimidad. 

Y es que para las hermanas Brontë, los libros fueron desde siempre sus más preciados tesoros: 

Cuando salían a pasear por los páramos llevaban libros consigo. Los tejedores locales recordaban a las niñas Brontë cuando regresaban e sus caminatas. Iban leyendo, con el libro en la mano, tan ensimismadas que no levantaban la vista. 



Pero Emily, Anna y Charlotte no tenían todo el tiempo del mundo para dedicarse a su gran pasión, debían, también, ayudar en las tareas del hogar que intentaban realizar en paralelo a su gran pasión. Así, descubrimos a Emily en la cocina entre pucheros o a Charlotte enfrascada en la costura, mientras buscaban un segundo para volver a coger el lápiz: 

Apartar el lápiz para tomar la aguja e hilo, o el cuchillo "pelapatata", marcaba una pauta en el ritmo de su proceso de escritura. 

Carruajes, bastones para salir a pasear, las mascotas que corretearon alrededor de sus faldas mientras sus cabecitas hervían con relatos que se harían inmortales, van apareciendo a lo largo de las páginas de este libro excepcional. En él, además de descubrir la vida privada de las hermanas Brontë, la autora nos acerca también a la vida cotidiana de la Inglaterra victoriana, a sus costumbres un tanto excéntricas como el culto a los fantasmas y los muertos. 

Si los objetos de las Brontë, como el escritorio de Emily y su contenido, parecen en cierto modo encantados, entonces seguro que a la pulsera de amatistas de Charlotte, hecha de pelo trenzado de Emily y Anne, le acechan los fantasmas. 



Descubrir los pequeños escritorios en los que nacieron obras inmortales como Jane Eyre o Cumbres borrascosas ha sido un auténtico disfrute. La autora ha abierto una ventana mágica a aquellos lugares íntimos donde podemos ver a aquellas jóvenes de gran talento reclinarse en sus escritorios portátiles para dar vida a unos personajes que, siglos después, están más vivos que nunca. 

Este libro nace de la pasión que siente su autora, Deborah Lutz, por las hermanas Brontë: 

Mi intimidad con estos libros me ha llevado, como a tantas otras personas, a desear acercarme a sus autoras. Estas novelas están tan vivas que desearía resucitar a las hermanas Brontë, su vida cotidiana, su respiración, su presencia corporal. 

Deborah Lutz es profesora de la cátedra Thruston B. Morton de Inglés en la Universidad de Louisville. Ha publicado artículos en numerosos periódicos, revistas y otras publicaciones, y la han entrevistado en importantes medios de comunicación, entre ellos The New York Times, NPR, Salon, The History Channel

Os recomiendo que leáis esta joya. El gabinete de las hermanas Brontë. Nueve objetos que marcaron sus vidas es un libro excelente, original, diferente a cualquier otra biografía que podáis encontrar sobre estas escritoras inmortales. Es un viaje a su hogar, una invitación a descubrir sus días sencillos en los que Heathcliff, Jane Eyre o Villette revoloteaban por encima de cucharas o agujas para terminar convirtiéndose en piezas clave de la literatura universal. 

2 comentarios:

  1. Ohhh qué libro más curioso. Me gusta mucho. La verdad es que la idea me resulta muy original y como soy fan de las hermanas no me importaría leerlo. Besos

    ResponderEliminar

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo