lunes, 19 de diciembre de 2016

Recuerdos de Jane Austen | James Edward Austen-Leigh

Título: Recuerdos de Jane Austen
Autor: James Edward Austen-Leigh 
Género: Memorias
Editorial: Alba
ISBN: 97884-84286929 
Nº de páginas: 216
Precio: 19.50 €

En el verano de 1817 fallecía Jane Austen, una de las escritoras más conocidas de la historia de la literatura inglesa. Más de cinco décadas después, uno de sus sobrinos decidió escribir unas breves pero valiosísimas memorias sobre su tía que se convertirían en la primera biografía escrita sobre la autora de obras inmortales como Orgullo y Prejuicio o Sentido y Sensibilidad

Recuerdos de Jane Austen fue escrita en 1870 por James Edward Austen-Leigh, sobrino de la escritora inglesa. James Edward era hijo de James, el hermano mayor de Jane Austen, quien, según él, ayudó a su tía en gran medida a dirigir sus lecturas y educar su sensibilidad. Los recuerdos de un miembro de la familia Austen se convierten en una joya para los amantes de esta autora que en vida no cosechó demasiados éxitos literarios pero que terminaría convirtiéndose en un referente literario. 

El propio James Edward advierte al principio de sus memorias: apenas tengo material para escribir una vida detallada de mi tía; pero sí un recuerdo muy vívido de su persona y de su carácter; y tal vez interese a mucha gente una descripción, de poder trazarse, de esa inteligencia tan prolífica de las que surgieron los Dashwood y los Bennet

A medida que sus recuerdos van aflorando, descubrimos a una joven sencilla, con una vida tranquila, nacida en una familia que le dio amor y un fuerte sustento emocional. James Edward nos presenta a los hermanos de Jane y a sus padres en el mundo en el que nació. 

No eran ricos, pero gracias a las aptitudes del señor Austen para la enseñanza, tenían lo suficiente para proporcionar una buena educación a sus hijos, relacionarse con la mejor sociedad de la zona y dispensar una generosa hospitalidad a familiares y amigos



También nos habla sobre la Jane soñadora, la Jane que se convirtió en mujer y tuvo sus propias historias de amor. Jane Austen no pasó por la vida sin ser amada, nos dice James Edward, quien hace un retrato físico de su tía describiéndola como una mujer muy atractiva; su figura más bien alta y delgada; su paso firme y ligero y toda su apariencia reflejaba salud y animación. A pesar de que no llegó a tener hijos, el autor de estos recuerdos rememora el cariño que sentía hacia sus sobrinos: La tía Jane les encantaba a los niños

Muy interesante es todo lo que su sobrino recuerda referente a su producción literaria. Es imposible decir a qué edad empezó a escribir. Existen cuadernos con relatos que debió de componer siendo muy niña, pues a los dieciséis años tenía una importante colección. Dónde escribía, sobre qué escribía, cuando escribía, James Edward nos da muchas pistas para imaginarnos a aquella joven que un día se convertiría en la autora de obras inmortales. Lo que ganó con sus primeras publicaciones o la relación que tuvo con el mundo literario de su tiempo completan un cuadro magnífico de la autora. 

James Edward hace también alusión a las críticas que la obra de su tía recibió en el tiempo que él vivió. Críticas que no siempre fueron buenas aunque algunas destacan por encima de otras como aquella que la comparaba con el talento de Shakespeare u otra de alguien que se lamentaba de su pronta desaparición. ¡Qué pena que una criatura con tanto talento muriera tan joven!

Recuerdos de Jane Austen es una obra preciosa, indispensable para los amantes de las historias que creó y que destacaron por la fidelidad con la que representan las opiniones y costumbres de la sociedad en que vivía la autora a principios de este siglo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Has leído este libro? Me encantaría conocer tu opinión sobre el mismo